Murió un bebé intoxicado con guarapo de malojillo: se lo dieron porque tenía congestión nasal

La crisis sigue cobrando vidas inocentes. Un bebé de solo 12 días de nacido murió intoxicado con guarapo de malojillo porque su mamá no tenía dinero para comprar las medicinas indicadas para tratar su congestión nasal.

El recién nacido fue llevado por su madre hasta la emergencia del Hospital José María Benitez en La Victoria, estado Aragua, con un cuadro de respiración agudo y con la piel azulada (cianótico), reseñó El Clarín.
 
Composición Maduradas/ Fotos: Archivo

La madre explico que, ante la congestión nasal que presentaba el bebé, producto del humo por la basura en la zona, le habría suministrado un guarapo de malojillo, con lo cual presento una intoxicación severa que le provoco de manera consecutiva tres paros respiratorios.

La joven madre (17 años), comento que su pequeño nació el pasado 21 de noviembre y que a los días presentó congestión nasal. Al no tener dinero para comprar medicinas, siguió las recomendaciones de una vecina ya que en el pasado padeció una gripe intensa, y asegura que él te de malojillo la ayudó a sanar.

El fallecimiento del bebé es tan solo un numero en la extensa cifra de niños intoxicados por el consumo de “guarapos” naturales, esto ante la escasez de medicamentos y falta de dinero para costear las medicinas.

El doctor Felipe Ochoa, pediatra intensivista además de medico sistémico, alertó sobre el peligro del consumo de infusiones de plantas y exhortó a no utilizar en niños de ninguna edad infusiones para bajar la fiebre y combatir diarreas porque, obviamente, las defensas de un infante enfermo son inferiores a la de uno sano y suministrarle un brebaje puede causarle problemas cardiovasculares, renales, así como al sistema nervioso central y dejar secuelas para toda la vida, incluso ocasionar la muerte.

Con información de El Clarín.

Compartir en Google Plus

Sobre Vladimir Roa

Abogado

0 comentarios:

Publicar un comentario