Los puntos de venta continúan colapsados este 24 de diciembre

Si las fallas en los puntos de venta han sido una constante desde el incidente con Credicard el pasado 2 de diciembre, era de esperarse que este sábado 24, víspera de la Navidad, la situación empeorara: la fecha se presta para el colapso de los puntos de venta por la cantidad de transacciones que este día realizan quienes hacen sus compras a última hora.
 
Foto: Panorama

En esta ocasión no les ofrecemos a nuestros lectores reportes de tuiteros, sino los testimonios de tres ciudadanos en el Zulia.

“Pasé más de media hora esperando para pagar por “punto” en una zapatería, y me pasó una de las tarjetas, la otra no quiso. Ahora voy a comprar una franela y en el comercio no hay punto de venta y me toca pagar con efectivo, cuando en los bancos uno no consigue”, contó entre angustias Mary Gurmensi a Panorama.

Sus palabras revelan el suplicio que ha sido común a muchos venezolanos en todo el país: las tarjetas, independientemente de si son de débito o crédito, no pasan; los puntos de venta demoran una eternidad en procesar la transacción y emitir el papelito que comprueba que fue aprobada.
“La semana pasada fui a comprar verduras y allí no me pasó la tarjeta, entonces la encargada, como me conocía, me dijo que me las llevara y luego le pagaba”, agrega Gurmensi.
Tal parece que el incremento de las fallas en los puntos de venta ha sido proporcional a la falta de efectivo: la gente prefiere pasar las tarjetas, aunque sea para la mínima compra, antes que deshacerse de sus billetes.

Desde una zapatería, Luis Araujo narró a Panorama que, luego de esperar horas para retirar de un cajero, la máquina solo le dispensó dos mil bolívares. “¿Qué puedo hacer con esa cantidad ahora en Navidad? Nada”. Lógicamente iba a pagar su compra con tarjeta.

Por su parte, Yadira Belloso confiesa que la situación la tiene agotada, pues se repite en cada establecimiento que visita: “Ayer (jueves) estuve una hora en una cola en una charcutería para comprar lo que necesitaba para la cena navideña, cuando por fin llegué a la caja, tuve que esperar casi media hora más porque la tarjeta no quería pasar”.

Redacción Maduradas con testimonios de Panorama


Compartir en Google Plus

Sobre Vladimir Roa

Abogado

0 comentarios:

Publicar un comentario